ESFL079

Triduo Pascual – Jueves Santo (Cena del Señor)

La figura del jefe real

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora… él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin. Durante la Cena … Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura. Cuando se acercó a Simón Pedro, este le dijo: «¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí?».  Jesús le respondió: «No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás».  «No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí!». Jesús le respondió: «Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte»….Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: «¿comprenden lo que acabo de hacer con ustedes?  Ustedes me llaman Maestro y Señor, y tienen razón, porque lo soy.  Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros.  Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes. Jn 13,1-15

Ya de mañana, vinieron unos soldados, preguntando por Jesús de Nazaret. Jesús les responde: «Soy yo». Cuando oyeron los soldados “Yo soy”, retrocedieron y cayeron por tierra. Entonces Jesús añadió: «Ya les dije que soy yo. Si es a mí a quien buscan, dejen que estos se vayan»(Jn 18,4-8). La reacción de Pedro fue brusca; sacó su espada y le corta una oreja al servidor del Sumo Sacerdote. Ya le había dicho Jesús a Pedro: «No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás». Lavar los pies de todos sus discípulos era asumir la responsabilidad y pagar en persona son los tres rasgos distintivos del verdadero «líder».

Jesús da a Pedro el ejemplo él deberá dar su vida por todos. Pedro no entiende lo que está sucediendo, pero lo entenderá más tarde, como le dijo Jesús. ÉL deberá más tarde asumir la responsabilidad de ser siervo de todos, asumiendo también después la responsabilidad de guiar a su Iglesia y, finalmente, dar  su vida por Jesús. Jesús como el verdadero camino por ser «la cabeza», de que frente a falsas ideas, hoy bastante comunes: el jefe debe ser servido,  y descargar en los empleados trabajos más duros y la carga, y, posiblemente otros errores suyos. Esta actitud es tan generalizada que muchos padres de familia, para hacer frente a sus dificultades, no dudan en deshacer sus familias y abandonar a los hijos, descargando sobre ellos las consecuencias de sus errores. Nos recuerda a nuestro amigo José, que, cuando su esposa y los niños estaban enfermos, celebraban la fiesta de la familia unida, valorando todo eso en un crecimiento común, incluso el suyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.